¿Qué es una dieta?

9:42



Lo que piensan los demás:
Luz, triste y sin ilusiones, comiéndose una simple hoja de lechuga, una rodajita de tomate y mitad de un pollo sancochado sin gracia. El resto del día solo toma agua.

Lo que en realidad es:
Luz, feliz y contenta, comiéndose un buen plato de ensalada en todas sus formas y colores, aliño de yogurt griego, acompañado de dos claras de huevo, mitad de una palta y jamoncito de pavita, una buena y sabrosa pechuga de pollo, acompañado de un rico camote o papa.  Y cada tres horas comiendo algo.

Muchas personas creen, y no las culpo porque creía lo mismo, que una “dieta” es sinónimo de pasarla mal, muerta de hambre y yendo por la calle de la tristeza. Y automáticamente al creer que eso es una dieta, comenzamos a ponerle trabas. Es humano querer lo que se nos prohíbe. Es humano dar la contra.

Una dieta – salvo excepciones médicas – no debe prohibir nada. Pues no se trata de llevar al cuerpo al límite y enfermarlo, sino nutrirlo y volver a llevarlo por la senda de la salud. Es decir, una dieta es un conjunto de sustancias alimenticias que un ser vivo toma habitualmente. Por ejemplo: si alguien me preguntaba en qué consistía mi dieta hace un par de años, diría que desayunaba, almorzaba y cenaba pizza. Esa es una dieta. MALA. Pero es una dieta al fin y al cabo. TODOS hacemos una dieta. 

Entonces, lo ideal es conseguir una dieta BALANCEADA que suponga un control o regulación de la cantidad y tipo de alimentos que debemos ingerir diariamente – que sea sostenible en el tiempo.

Hay toda clase de dietas, cada una tendrá un fin. Para saber qué dieta debemos escoger, debemos pensar en nuestra clase de vida y nuestro objetivo. Por ejemplo: mi dieta es baja en calorías. ¿Por qué? Porque debo depurar mi cuerpo de toda la grasa corporal excesiva que tenía. Habrá otra persona que necesite comer más (y mejor) para aumentar músculo. Habrá otra que tiene problemas con los lácteos, el gluten, alergias, etc.

Hay personas que siguen esas “dietas milagrosas”, prometedoras de que en 5 días, pesarás 10 kilos menos. ¿Se imaginan llevar una dieta así por muuuchos años? ¿Se imaginan el cortocircuito que hace nuestro cuerpo? A estas dietas sí dile NO

Las dietas mientras sean balanceadas y nutran, no deben ser vistas como enemigas, sino todo lo contrario. Deben ser nuestras aliadas para nuestros fines, y sobre todo para ser adaptables en el tiempo y a nuestra familia. Algunos me preguntan si siempre comeré “así”, y si bien al principio hice una “limpieza”, hoy por hoy llevo una dieta balanceada sin ninguna restricción, fácil de llevar, acorde a mi estilo de vida y al de mis hijos. Realmente no me restrinjo en nada. Como diariamente los tres macronutrientes. He aprendido a llevar una dieta BALANCEADA.

Así que la próxima vez que te digan o recomienden “hacer dieta” NO te aterres. Todos hacemos dieta y no nos hemos dado cuenta. Que sea balanceada o no, es otra cosa mariposa. No te asustes si necesitas “hacer dieta”, no vas a pasar hambre (siempre y cuando sean completas) y te aseguro que te sentirás muchísimo mejor que ahora.

Besos,
Mamá Luz

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+