5 tips para cumplir un objetivo y no morir en el intento

9:47




La vida está llena de misiones. Es nuestro propio videojuego. Hemos venido a esta vida para pasar esas misiones y ser felices. Para ello, debemos hacer estrategias para alcanzarlos. Aprender de lo bueno pero sobre todo de lo malo. Todo está a nuestro servicio para crecer. Cada vez que pasamos una prueba y alcanzamos el objetivo, viene otro y es mejor estar preparados.

Como mamás no dejamos de soñar ni de querer cumplir objetivos ya sea familiares o personales. Seguimos siendo personas con deseos, sueños y necesidades. Y TODAS nos merecemos alcanzarlos. Aquí les dejo 5 tips para alcanzar nuestro objetivo:

1. Encuentra un objetivo realista pero desafiante
Es bonito soñar pero también debemos tocar tierra. Los objetivos deben ser realistas porque de lo contrario pueden causarnos frustración, y nos provocará abandonarlo. Por ejemplo: Quiero perder 10 kilos en… dos semanas. ¡NO, AMIGA! Tenemos que ser realistas, analizar cuáles son las posibilidades de éxito, pensar con lógica y no someternos a un estrés tan grande que nos cause tristeza, pena, frustración.
2. Crea un tablero de sueños
Ponlo en un lugar visible o donde siempre sabes que lo verás. Eso te mantendrá motivada. Coloca fotos, frases, etc. Cada vez que lo veas te ayudará muchísimo a entender la razón de tu objetivo y hacia dónde estás avanzando. Hice el mío en mi diario. Es a donde voy siempre. Tengo stickers, recortes, frases, y fotos. Y cada vez que estoy down, me ayuda a seguir.
3. ¡Compártelo!
En especial si tu objetivo es físico, como hacer deportes. Podemos usar las redes sociales, como recordatorios de que tenemos un objetivo. Por ejemplo: Facebook te recordará después de un año, ese mensaje que le dejaste a tu yo del futuro, o quizá esa foto que compartiste y ahora como te ves. Además otras personas lo verán, te llenarán de vibras y de paso te recordarán tu promesa virtual.
4. Sé tú mismo
Te aseguro que no tienes que ser alguien que no eres para alcanzar tu objetivo. Una cosa es salir de la zona de confort y otra es cambiar tu esencia. El éxito de una meta es algo muy personal. Cada quien tiene un concepto de éxito diferente, por eso no te compares y sigue adelante si te sientes feliz con lo que vas alcanzando.
5. Sé constante pero no te estreses
Disfruta el viaje. Disfruta de cada avance y cada retroceso. Recuerda la fábula de la liebre y la tortuga. Ambas tenían una meta diferente. La liebre se confió y no puso esfuerzo, solo se dejó llevar por su talento. Pero la tortuga – pese a no ser veloz – fue constante, disfrutó el proceso y llegó – lento pero seguro.  La constancia no es sinónimo de velocidad. Hay que saber cómo llegar.

Espero que sea cual sea su objetivo, lo alcancen y disfruten de ese viaje que la vida nos regala para aprender. A veces duele, y el camino no es recto, pero cuando se llega, la sensación es ¡increíble!


Besos,
Mamá Luz

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+