Perdóname

9:05


Me encanta estar rodeada de abuelitas porque soy #abuelitalover. Además siempre me llevo grandes enseñanzas. Una vez estaba en un lonche en la casa de mi abuelita con sus amigas y, sin duda, esta vez no sería la excepción de sacar algo bueno de ahí.

Todas querían saber cómo me estaba yendo como mamá. Y les dije la verdad: fallo todo el tiempo. O así lo siento. Todas me dijeron lo mismo: no te martirices tanto, nadie es perfecto.

Una señora me dijo algo que siempre llevo presente: De hecho nadie es perfecto – solo nuestro Dios – pero tampoco la vas a estar cagando todo el tiempo. Trata de ser tu misma pero siempre reconoce tus errores y mejora. No solo tus hijos te lo agradecerán sino te sentirás mucho mejor. Habla con la verdad y pide perdón cuando sea necesario. El perdón no cambia el pasado, pero mejora el futuro.

Por ello, quisiera pedir perdón a mis hijos por todas esas veces que la he fregado. A mi pequeño gigante quisiera decirle PERDÓN por cada una de las veces que te castigué injustamente sin averiguar lo que había pasado. Perdón por ser mi conejillo de indias. Perdón por descargar mi mal día contigo. Perdón por los gritos y lisuras que a veces suelto en momento de guerra. Perdón por herirte con mis palabras. Perdón por no estar más atenta a tus requerimientos. Perdón por no ponerme a tu nivel y comprenderte. Eres el niño más dulce, bueno, considerado y gentil que conozco. Tu naturalidad para querer y proteger me deja sin aliento. Jamás quisiera que cambies. No me perdonaría si algo que hago te hace cambiar.

A mi pequeña #BabyEli, perdón por no tenerte paciencia. Al final del día solo quisiera quitarme los tacos y tirarme a mi cama, pero llego y saltas a mis brazos. Muchas veces reniego porque no puedo ni sentarme pero es que no me ves todo el día y solo quieres mi calor. Perdón por resondrarte a tu tan corta edad. Perdón por compararte con tu hermano. Perdón por quitarte la teta cuando aún no has terminado de mamar pero ya estoy muy cansada. Perdón por cambiarte el pañal a regañadientes en las madrugadas. Tu sonrisa y tus ojos de amor profundo por nosotros es una de las cosas más bellas que he visto y por favor siempre venos de esa forma. Alegras nuestra vida.


No soy perfecta ni nunca lo seré, pero seré mejor. Promesa de mamá.

Besos,
Mamá Luz

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+