¿Cómo encontrar el equilibrio cuando eres mamá?

10:51


Sin duda la búsqueda de la maternidad no es la felicidad (esta se asoma con la presencia de tu hijo), no es el amor (lo tienes a montones) ni la paciencia (a la larga la encuentras – muy dentro tuyo). Para mí, la búsqueda de la maternidad es el equilibrio.
Son las 8pm, me quedo mirando a la nada. ¿Qué piensas? – me preguntan. No pienso en nada, les digo. A veces pensar en la nada me ayuda encontrar ese equilibrio entre ser mamá, mujer, esposa, blogger, profesional, etc.
Y en la búsqueda de este equilibrio que nos mantenga sanas tanto física como mentalmente, cometemos MUCHOS errores. Si me pagarán por cada “ups” maternal, estaría disfrutando una tarde de sol en mi yate con mis amigas. Pero esos errores son los que se encargan de activar tu sentido de búsqueda para mejorar.
Honestamente no es nada fácil. Tener que trabajar, cuidar de una casa, criar a un hijo y preparar la llegada inminente de otro, no es juego pero mientras mi cuerpo y mente aceptan las ideas de cambio esto es lo que he aprendido en estos años:
Organizar el tiempo: La organización es el arte que todas las mamás aprendemos queramos o no. Claro, hay que meternos en la cabeza que no hay manera en la que pueda dar el 100% de mí en todo al mismo tiempo pero puedo dar el 100% en una determinada cosa a la vez. Con un horario, una agenda, o recordatorios podemos volvernos las maestras del arte de la organización. Siempre habrá cosas que se escapen, no te alteres, es normal.
Delegar: Mi naturaleza independiente (y terca) no me ayuda a delegar las cosas. Cuando estoy a punto de ahogarme recién pido ayuda. Pero así no son las cosas. Papá y mamá tienen al retoño, esto quiere decir que ambos son copropietarios. 50/50 para ambas partes. Así debe serlo en todo. Si puedes contar con ayuda extra – llámese personal de servicio o nanas – delega. Si te ofrecen ayuda, no seas “quedada” como yo y di: SÍ.
No tomes la maternidad como competencia: El ser humano es un ser competitivo por naturaleza, pero esta competitividad te desgasta en el mundo maternal y terminas peor de como empezaste. A mí me costó ser yo misma en ese aspecto. Definitivamente esa competitividad causa tanta presión hoy en día que ser mamá se vuelve una clase de deporte poco saludable. Ser yo misma en este aspecto te libera y aprendes a reconocer lo que haces bien y obviamente lo que haces mal.
Busca tiempo de relax: Así medio mundo te diga que eres “egoísta” por dejar al cuidado de otros a tu hijo por irte a cenar con tu esposo, hazlo. Hay muchas maneras de relajarse si realmente quieres hacerlo. La maternidad también requiere espacio para reflexionar y pensar y claramente no se encuentra esta clase de catarsis en el campo de batalla. Necesitas una copa de vino, una serie en Netflix y tu pijama favorita.
Aprende a calmarte: No todo es algo de vida o muerte. No todo es para el “ya ya”. Las mujeres de por sí somos algo (bastante) estresadas, por no decir locas maniáticas. Muchas veces perdemos la calma por simples cosas de la vida. Pero todo tiene una solución. Además una mamá calmada equivale a una familia calmada. Encuentra momentos de gozo porque la maternidad no es una carrera que terminará en 5 años, sino será PARA TODA LA VIDA.

¿Cómo equilibras el trabajo, la paternidad y otras responsabilidades?
Besos,
Mamá Luz

You Might Also Like

1 comentarios

  1. Sigo buscando el equilibrio :( aún no lo encuentro , me vuelvo loca a veces, soy impaciente, lo único que me digo constantemente es "calmate" nadie nació sabiendo como ser mamá :) Me encantaría un tema sobre como nos afecta la maternidad en ciertas etapas de la vida de una mujer y algunos tips para sobrellevar toda la presión que viene con ella.

    ResponderEliminar

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+