Te deseo lo que yo SÍ tuve

8:54


Cuando somos padres, nos esforzamos muchísimo por conseguir y brindarles lo mejor a nuestros hijos. Es normal desear y querer darles todo lo que NO tuvimos.

A veces cuando estoy trabajando en más cosas de las que puedo abarcar, me digo para darme fuerzas: TODO por mis hijos. Definitivamente quiero que ellos tengan lo que yo no tuve.

Sin embargo, en mis noches de insomnio pensé: ¿Por qué siempre les deseamos a nuestros hijos solo lo que no tuvimos? También sería lindo desearles cosas que SÍ tuvimos. A veces nos concentramos más en darles ESO, en vez de también darles lo bueno y lindo que tuvimos.

Hice una lista deseándoles a mis hijos las cosas que sí tuve y las que definitivamente, en lo sucesivo, voy a trabajar porque se cumplan:

-          Les deseo una familia unida y feliz. Unos padres muy amorosos que los apoyen en las buenas y las malas.
-          Les deseo una niñez feliz.
-          Les deseo hermanos (entre ustedes) que sean amigos, confidentes, cómplices y ejemplos a seguir.
-          Les deseo abuelitos demasiado apapachables que los consientan, quizá en las cosas que sus padres fallen.
-          Les deseo amigos de verdad; amigos que sean como hermanos.
-          Les deseo buena educación, tanto en casa como afuera. 
-          Les deseo valores, lo que no se muevan por nada de este mundo.
-          Les deseo viajes, que expandan sus mentes y sus pies.
-          Les deseo amor. Enamórense, sientan mariposas en la barriga, luchen por lo que aman.
-          Les deseo fe.
-          Les deseo pasión. En todo lo que hagan, en todo lo que quieran, en todo lo que consigan.
-          Les deseo toneladas de risas, abrazos y besos.

Esas cosas yo sí tuve y ahora que lo pienso no las cambiaría por nada. Aprendamos a separar lo bonito de todo y dárselo también a nuestros hijos.

Besos,

Mamá Luz

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+