¿Por qué me siento culpable?

8:51

bebeunico.blogspot.com

A poco tiempo de verle la carita a tu hermanita y tenerla entre nosotros, hay sentimientos de melancolía y CULPA que me vienen por momentos.

Mientras más se acerca el momento, más me acosan con comentarios desatinados. El tema principal es los celos de los hermanos.

Cualquier conducta fuera de lo normal, llámese portarse mal, es justificado por el resto con un: Pobrecito, está celoso. No le digas nada, son los celos. Dale más atención a él, la bebé no lo va a sentir, o se pondrá peor cuando nazca la hermanita.

Puede ser verdad, puede que no. Pero hay miles de explicaciones sobre tu comportamiento y quizá no estén ligadas a tu hermana. Tú estás creciendo, y es normal que cambies, porque estás dejando de ser bebé y cada día eres un niño con personalidad. Quizá es coincidencia. Quizá si te afecte. Pero no veo prudente justificar TODO lo que haces con los celos. Igual te tengo que corregir.

A la vez, esos comentarios – por más que mi cabeza no quiera “volar”- me hacen sentir culpable. Me esmero mucho en ser positiva y tomarlo con toda la naturalidad el mundo. Pienso que no eres ni serás el primer niño en el mundo en tener un hermanito. Entonces ¿por qué me siento a veces tan culpable?
Cuando me dicen que te dé más atención o cuando me dicen que te pondrás peor, saltan esas dudas. Por ti y por tu hermana. Por ti porque no quiero que la pases mal, ¡qué madre querría eso! Por tu hermana porque no quiero que su llegada pase como si nada con el afán de darte más atención a ti. De paso por mí, porque me siento la mala de la película.

He escuchado comentarios como: Mateo, tú eres el más lindo. Eliza es fea. O, Mateo, tú eres mejor. O, Mateo a ti te vamos a dar regalos más grandes, a Eliza los más pequeños. Sé que las personas que lo han dicho, lo hacen con la intención de “aligerar tu carga”. Trato de ser paciente. Otro cantar es cómo lo sobrelleva #PapáCaco. Él no aguanta pulgas ni entiende esos comentarios de una manera positiva. Él está dispuesto a “cortar cabezas” por sus dos cachorros.

Me imagino a mi mamá. CON CUATRO. Creo que al tercero ya estaba curtida. La lluvia de críticas que tuvo que soportar. Ahora la entiendo. Sin embargo, haberme dado hermanos fue uno de los mejores regalos que mi mamá me pudo dar.

Con la mente positiva y tomando de la forma más deportiva este tema TAN presente en casa, seguiremos adelante; seguiré mi instinto y buscaré la mejor forma de explicarte que la llegada de tu hermana será una de las mejores experiencias que estarás viviendo.

Los ama con locura,

Mamá Luz

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+