Embarazo: Cambios extraños

10:00


Ayer leí en una página lo maravilloso del embarazo. Me lo leí de cabo a rabo y concluí que era una gran mentira. ¡¿Por qué no le cuentan a la gente la verdad?!

Lo maravilloso del embarazo es la creación de vida y que al final tienes tu gran recompensa pero el proceso es muy difícil, tedioso, largo e impactante. Llegas a un punto en que piensas que estarás embarazada por siempre y solo quieres que literalmente te saquen al bebé. Es una larga espera.

Este segundo embarazo ha sido un cambio muy grande para mí. Y ciertamente para TODAS las mamás así tengan 5 hijos, cada embarazo es muy diferente.

Estos son los cambios más bruscos y extraños que tengo:

Nauseas: Se supone que se te van a los 3 meses y luego todo es tranquilidad. Llevo 4 meses y medio y no se van. (¡¿POR QUÉ?!) Nadie sabe que los causa pero cuando estas a las 6am de rodillas vomitando lo único que piensas es: MATENME. Las náuseas pasan luego de minutos pero tu cuerpo queda un estropajo. Quieres agarrar tu mantita y echarte.



Trastorno de sueño: O tienes muuuuucho sueño o tienes pooooco sueño. En el día me muero de sueño. A veces duermo con los ojos abiertos. Pero a las 4am estoy como lechuza. Y cuando llegas a una etapa avanzada o la panza se te sale totalmente, solo puedes dormir de costadito. Adiós a la rica posición boca abajo babeando tu almohada. Esto es un efecto bastante complicado cuando ya tienes hijos porque si antes dormías poco, ahora duermes menos… y quieres dormir más pero no puedes dormir porque tienes que cuidarlos.



Hormonas locas: Escucho una canción, llanto. Leo un libro, llanto. Veo un bebé, llanto. Lloras y ni te acuerdas la razón. Solo lloras y a veces te sientes molesta… de la nada y quieres patear algo o a alguien (I’m watching you!). Un día estás bien y el otro estás mal. No entiendo.



Cambios corporales: Mientras tu cuerpo cambia, todo es un poco doloroso. Te duele la espalda, las piernas (hola, calambres), el abdomen, el ojo, la oreja, etc. Tienes muchas ganas de orinar y solo has tomado un sorbito de algo. Comienzas a reciclar tu ropa vieja abrazando lo último que te queda de ese pantalón talla 30. Cambias de talla de sostén cada mes. Necesitas ayuda para que te laves los pies y la espalda y… otras partes. ¿Seguimos?



Olvido: No me acuerdo exactamente que les iba a escribir aquí. Tenía un concepto definido pero ya no me acuerdo. Lo mismo me paso ayer (¿O fue hoy?) cuando traté de ubicar algo en mi cartera. Me encontraron buscando pero no supe que buscaba. Ahora todo es eso, esa, aquello, aquella, coso, o palabras irreproducibles. Pásame la m… esa que no sé cómo se llama (literal).



Ninguno de estos síntomas tuve con el primer embarazo. Un poco de nauseas pero de solo recordarlas, ahora son como una ida al parque de diversiones.

Así es mi panzona adorable. El embarazo es un estado bastante complicado. Crear vida no es fácil. Obviamente no seremos ni la primera de la última mujer en embarazarse pero que diferente se siente. Solo tú sabes tus “achaques”. Y un suspiro (envidioso) para todas aquellas mujeres que no sintieron ni un “aj”.

Besos,
Mamá Luz





You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+