El hermano mayor

16:11


Creo, como hermana mayor, que hay mucha carga sobre nosotros. Hay una idea muy marcada de que los hermanos mayores fueron, son y serán el ejemplo de los otros hermanos. Incluso antes los padres daban un poco más de “poder” a los hermanos mayores haciéndolos una especie de segundos padres. Era demasiada responsabilidad. Esto hacia que los hermanos mayores fueran vistos como carceleros y, posiblemente, segregados del resto por su “autoridad”. Era el policía escolar de la casa. ¡Qué miedo!

El hecho de sentir, en cierta parte, responsabilidad y un aura de protección hacia tus hermanos menores es normal, siempre y cuando sea natural. Sin la exigencia ni la intervención de los padres. Todo lo que es dado de corazón, responde y se desenvuelve mejor.

Mis papás jamás me preguntaron si quería hermanos. ¡Bam! Me dieron 3 hermanos. “Reiné” por 5 años hasta que nació la tía Pu. Cuando me enteré que mi mamá estaba embarazada, dije: Pero nunca te pedí hermanitos. Y mi mamá me dijo: No tengo que pedírmelo, te estoy haciendo un regalo. En ese momento mi reino peligraba así que no veía el “regalito”. En resumen, me pareció “floro” para engañarme. Sin embargo, nació mi hermana y fui muy feliz. Me hizo mucha ilusión cuidar de alguien. Nadie me lo pidió. Y un año después ¡bam! Otro hermanito. Mi hermana no se lo tomó nada bien (pobre). Al contrario, yo estaba feliz. ¿Quién lo diría?

Éramos los tres mosqueteros. Hasta que 4 años después. ¡Bam! Otro hermanito. Ok, mis papás estaban empeñados a darme hartos “regalitos”.

No te voy a mentir que era bastante agotador y por momentos me decía: mi mamá me mintió, estos no son regalitos. Pero, ahora los veo y sí son regalitos. Por ellos tuve una niñez muy feliz. Nos divertíamos (hasta ahora) un montón. Somos tan diferentes tanto física como mentalmente que es muy gracioso vernos a todos juntos. Jamás me he sentido sola por ellos.

Nos hemos peleado (a golpes) mil veces. Nos hemos dicho la vela verde. Hemos reído y llorado juntos. Hemos tomado decisiones juntos. Hemos compartido buenísimos y malísimos momentos. Hemos estado los unos para los otros siempre. Hemos carajadeado y alabado nuestro retroceso y nuestro progreso. Hemos hecho tantas cosas los 4 que no puedo ver mi vida sin ellos.

Si te cuento todo esto, es porque dentro de unos meses serás el hermano mayor de alguien y tu vida jamás será igual. Es un reto pero no te voy a obligar a nada. Vas a ver que tú solito amarás incondicionalmente a tu hermano o hermana menor. Estoy próxima a darte un regalito. Uno muy bonito.

Besos,

Mamá Luz 

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+