Deja de llorar

10:34


Hace poco me sentí muy temerosa (más de la cuenta) cuando escuché llorar por casi una hora a mi pequeña sobrina. Al principio tenía mucha pena por su llantito, y luego quería salir huyendo porque la cabeza me latía. 5 minutos, pobre, está irritada. 15 minutos, seguro quiere leche. 25 minutos, tiene buenos pulmones. 45 minutos… ¿a qué hora nos vamos?

En la poca experiencia que tengo, jamás has llorado más de 5 minutos ni tampoco me has hecho una pataleta. Si te has amargado y has querido comenzar algo pero ahí queda la cosa. A los 05 minutos es un “aquí no pasó nada” y la vida continúa.

Pero cuando escuché a mi sobrina me dije: este nuevo bebé ¿será así? #mimuiro. Me estaba haciendo un ocho cuando pensé: Luz, la pequeña llora porque desea algo.

Hace 4 meses comencé una etapa muy dura en mi vida, y casi la mitad de mi día me la pasaba llorando. A través de mi llanto obviamente quería desahogarme pero hubiera querido que mi mamá o alguien muy muy cercano me consuele y me preste atención. ¿Acaso un niño es diferente? ¿Acaso uno no llora cuando se siente triste/fastidiado/colérico/amargo? ¿Acaso cuando uno llora no quisiera que venga alguien y te diga: todo está bien? Creo que los adultos y los niños somos parecidos en ese aspecto, solo que los niños no saben diferenciar sus sentimientos y no los suprimen, ellos solo se dejan llevar pero definitivamente ese llanto tiene una razón de ser.

Dudo mucho que un niño llore para manipular. Es una acusación bastante fuerte y muchas veces he visto como mujeres y hombres se enojan muchísimo cuando les dicen: no me manipules con tu llanto. Imagínense si los adultos nos indignamos con esa acusación, cómo se sentirán los niños. Los niños sienten cosas por primera vez y no saben cómo lidiar con ellas, mientras nosotros, los adultos, estamos mucho más familiarizados con esas emociones y sentimientos... y aun así lloramos. Sabemos hasta cierto punto descifrar la razón de ese llanto, pero un niño no. Son mucho más sensibles ante cualquier sensación nueva o que no sepan manejar.

Al decirles a los niños: deja de llorar, nos hemos puesto a pesar ¿qué queremos conseguir? Ciertamente que dejen de llorar (duh) pero ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Qué ganamos que dejen de llorar? Obviamente paz para nuestros oídos pero profundizando: ¿Habrá arreglado su problema? ¿Les estamos enseñando que es mejor callar y suprimir nuestros deseos? ¿Cuándo sentimos ganas de llorar nos gustaría que nos callen? ¿Nos gustaría que alguien venga y te deje llorando por horas y cuando este muy desesperado te diga: deja de llorar?


¿Por qué hacemos eso? ¿Lo hacemos solo para que ese llantito deje de taladrarnos la cabeza? ¿No sería mejor si buscamos la razón y nos podemos en sus zapatos? Creo que después de todo, a nosotros, los “adultos”, nos gustaría que alguien tome en consideración nuestros sentimientos y nos permitan entendernos mejor. El llanto en los niños (como en los adultos) tiene una razón. No basta con decir deja de llorar porque no lograremos más que inseguridad y ansiedad… lo mismo que sentimos los ADULTOS.

Besos,
Mamá Luz

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+