Cierra la puerta

9:14


Hay momentos en mi vida donde simplemente quiero cerrar la puerta. Con ventana y persianas incluidas.

Quiero ponerme el pijama más antisexy de la historia, hacerme un moño tipo Wendy de Pataclaun. Chapar dos almohadas y meterme al “sobre” por lo último que me queda de vida.

Hay veces que despertarme para ir a trabajar se me vuelve una mentada de madre. No quiero trabajar pero sí quiero plata. No quiero trabajar porque hasta ponerme la babucha me cuesta. A veces veo las noticias buscando alguna que me diga que Gozilla atacó la avenida por donde voy a pasar y por lo tanto no tendré que salir de casa.

Quisiera tener un montón de ropa de un solo color para ahorrarme la “pensadera” del típico “¿qué me pongo?”. Quisiera olvidarme que existe un código de vestimenta donde las zapatillas no son aceptadas.

Quiero un día donde lo único que tenga que hacer es ir al baño a hacer pila, morder un pan, tomar un vaso con agua y a la cama otra vez.

Sí, sueno recontra floja/holgazana/perdedora/quejica pero esto de la maternidad cuesta, hijo. Al igual que la vida de casados, la vida laboral, etc. Esto de ser grande y con hijos pasa FACTURA. No todo es lindo, dulce, tierno, y con pajaritos. No siempre te da ganas de sonreír o ponerle buena cara a todos. Suertudos quienes puedan hacerlo. #nolosenvidio

A veces quiero cerrar la puerta, luego vienes, me abres el ojos y me dices: MAMÁ, ES DE DÍA. Y quiera o no, se me pasa.

Te ama,
Mamá Luz



You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+