Rumbo al colegio

9:08



El nido, el jardín, el colegito, lo que sea, se está volviendo un estrés para mí.

Todos los días tengo más o menos esta clase de conversación:
Fulanita o menganito: ¿Cómo está tu peque?
Yo: Muy bien.
Fulanita o menganito: ¿Qué edad tiene?
Yo: ¡Ya tiene tres!
Fulanita o menganito: ¡Uy! ¿Ya va al nido? ¿Dónde lo vas a poner? ¿Ya has separado vacante?
Yo: En estos momentos no puedo atenderlo, por favor deje su mensaje en la casilla de voz *pim* *me desconecto*

No está mal que me pregunten, es lo usual (creo). Pero es un tema que me tiene un poco estresada/ansiosa/dudosa/etc. Todos los días me pregunto que si la decisión que estamos a punto de tomar como familia es la correcta. Sé en el fondo que sí, pero estamos hablando de tu educación base y no quiero que nada lo nuble o termines con tirria por el colegio como yo la tuve (oh, viejas memorias). A veces entro en negación y digo: mi hijo solo va a ser educado en casa.

Yo odié el colegio. Era muy buena alumna y saqué los primeros puestos (esaaaa) pero era por un tema más de orgullo y no porque me impulsaran. Sentía, a corta edad, que el colegio me cortaba las alas. Tuve alta rotación de colegios hasta que mi mamá me puso en uno, tanto por economía y por cansancio, y me dijo: acá, te quedas. Yo me quería tirar del balcón. Lloraba todos los días, hasta que por fin me “acostumbre”. No tengo nada contra ese colegio, ni contra mis compañeros, pero no siento ningún lazo con nada ni con nadie de ese lugar. Así es mi corta historia colegil.

Y justamente, no quiero que por una mala elección, te pase lo mismo. Quiero que te encante ir al colegio y que aprender sea un placer. Quiero que te sientas cómodo y te permitan ser tú mismo sin ataduras. Quiero que llegues a casa y me cuentes todas tus aventuras y riamos juntos. Quiero que llegues a casa y disfrutemos de la tarde sin tareas choclonas. Quiero que antes de saber todos y cada uno de las letras, que refuercen aún más tu autoestima. Quiero que te permitan ser lo que quieras ser.

Tal vez, esté exagerando pero se trata de un paso muy importante para ti, y para nosotros. Confío en que Dios nos ilumine y esta decisión sea la mejor. Por lo pronto todo lo que quiero para ti en educación fuera de casa, ya la tienes dentro de ella.

Te ama,

Mamá Luz

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+