Mamá vuelve al trabajo

8:48

Varias compañeras de trabajo y amigas cercanas están volviendo de su tan corta licencia materna (¡¡¡Tres meses no es nada!!!) y sé cómo deben estar sintiéndose. Muchas de ellas no solo regresan porque necesitan el dinero (que ahora se necesita más que nunca) sino porque les gusta trabajar y quieren crecer profesionalmente.

Recuerdo esos días y me entra un nudo en la garganta. Al principio me pasaba esto:

Escuchaba soniditos de llanto todo el tiempo. Me acuerdo que en ese entonces tenía a mi asistente y le decía: Meli, ¿has escuchado eso? ¿Es un bebé, no? Y ella me miraba extrañada: Uhmmm, no. Ponía cara de “pobre, la está pasando hasta las patas”. Me volteaba y seguía trabajando. Yo seguía escuchando el llanto pero no quería asustar a mi asistente así que pensaba en otra cosa o tarareaba una canción. #noestoyloca

Suspiraba muchísimo. Parecía que me faltaba el aire y no podía respirar profundo. De modo que todo el tiempo parecía cansada porque lo único que me salía era un largo y melancólico suspiro. #corazóndepoeta.

Miraba fotos. Desde cuando salí de la clínica el día que nació hasta la última foto que le tomé antes de salir de casa ese día. Miraba las fotos como posesa. Sobre todo a la hora del almuerzo y les mostraba a todos a mi HIJO. #taqueespesa

Hablaba y hablaba de mi nuevo tema: Mi bebé. Hablaba de más. Hablaba hasta el punto de que la gente se reía por compromiso ja,ja,ja. Pero no me disculpo porque era nueva mamá y era alucinante todo lo que vivía. #aguantenmeamigos

Quisiera sonar super fresh, cool, relajada y decirte que: no pasa nada,no es taaan duro y aprendes a aceptarlo pero NO. Aunque ya no sientas las ansias locas de renunciar como en un principio, es difícil porque sabes que te pierdes ciertas cosas en la vida de tus hijos (y esa es la parte fea y culpable). Es normal sentirse así y que nadie diga que exageras. Sin embargo, podemos salir adelante por nosotras y obviamente por nuestros hijos.

Ahora, lo importante es buscar un equilibrio y ser francas. Con esto quiero decir que te replantees bien las cosas. No se trata de martirizarte pues no trabajarás óptimamente. Tal vez puedas comenzar de a pocos. Yo comencé trabajando en casa, luego part time y finalmente full time. Eso me dio tiempo para organizarme mejor. Finalmente, al momento de retornar full time, les conté todas mis inquietudes a mis jefes y saben muy bien que mi familia es primero. Por último, rodéate de personas super buena vibras y que hagan más llevadero estos momentos para ti. No temas en compartir tus dudas e inquietudes. No estás sola!



Besos,

Mamá Luz

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+