Tu tiempo, no el mío

9:20

Ayer por fin quisiste subir a la cama saltarina. Nunca antes habías aceptado. Supongo que te daba temor o simplemente no era tu “tiempo”.

Sin insistirte, como otras veces hice, dijiste que querías subir, te sacaste lo zapatos y ya estabas saltando como un pequeño conejo. Papá me miró y me dijo: Ves, solo era cuestión de tiempo.

Me quedé pensando en lo que me dijo papá. Y ciertamente, muchas veces, he querido que hagas cosas que muchos niños ya hacen. Te animo a que lo hagas e incluso me pregunto si será “normal” que aún no logres hacerlas. Me auto-torturo.

Y es que hijo, a veces los padres somos muy competitivos. Queremos que nuestros hijos hagan, digan o se formen como nosotros queremos y, sobre todo, en el momento que queremos y esto no es así, no debe ser así.

Los niños deben hacer las cosas cuando se sientan listos; cuando sus cuerpos y mentes se sientan preparados para asumir una nueva etapa. Los adultos olvidamos esa parte esencial: la paciencia. Vivimos agitados, compitiendo con otros, tratando de llegar antes que otros y lo mismo les pedimos a nuestros hijos quienes son seres en plena formación.

Me ha pasado que algunas mamis se acercan y me preguntan cuándo aprendiste a hablar o a caminar. E inmediatamente me dicen: este pequeño aun no suelta la lengua o aun no quiere caminar. Al principio me sentía “corta” porque temía que si les decía mi respuesta, se sientan mal o se preocupen en caso de que sus hijos aun no hayan logrado ciertas cosas. Ahora, con un poco más de experiencia, les digo mi respuesta y también las tranquilizo porque cada niño tiene su tiempo, su etapa, y su forma de crecer. Las animo de que tengan paciencia y que disfruten de cada etapa.

La mayoría de personas juzgan sin saber. Y créeme, no ayuda en nada sentir la presión. Estoy aprendiendo poco a poco a desligarme de eso, porque es muy fácil entrar en el círculo de la competencia.  No sé cuánto tiempo me tome, lo que sí sé es que con respeto y amor se logran cosas maravillosas. Más amor, menos guerras.



Besos,
Mamá Luz


You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+