La historia de nuestra gripe

10:29

Este post lo escribí en sandalias de abuelita, una legging vieja y una chompa con hueco. Estaba tan cansada a estas alturas del partido que ya no me importaba tener remedio de la tos en el pelo.

Es increíble que con fiebre, con tos, y con el cuerpo destrozado tanto por la gripe como por la tos siga despierta. No puedo dormir. Mi cuerpo está agotado pero mi mente y – sobre todo – mi corazón están muy despiertos.

La casa de mi abuelita la he declarado en cuarentena. Vino la “peste” de afuera. Vino la gripe. Todo comenzó con una tos y ahora está en fiebre, moco verde y malestar. El primero en caer, y para mi tristeza, fuiste tú. Siguió la tía Lu, la nana, la Lala, Jaimito, tío Nico y yo. También cayó papá pero él es un outsider. Se recuperó pronto. Creo que su cuerpo, mente y corazón no permitieron que se quedara en cama.

Todos los días me levantó y le digo a la gripe: ¿Qué hay de nuevo, viejo? Todos los días me irrita con sus mutaciones y el doctor ya no me quiere ni cobrar porque pienso que le doy pena. Todos en casa pasamos en filita para que nos receta diferentes cosas. En casa ya no existe 2 x 1 sino el 7 x 1.

Del trabajo, blog, comunidad, extras, no veo luces. Lo siento tan lejano. A Dios gracias que en el trabajo me han comprendido. Qué sería de mí si no fuera así, pienso. Cuantas madres se van a trabajar con el corazón en trizas cuando tienen que dejar a sus pequeños enfermos. No todos los trabajos aguantan  a una madre y las múltiples responsabilidades por fiestas dificultan mucho más esas inasistencias.

Pueda que para algunos exagero. Todos los niños se enferman, dicen. Pero así te lo diga – y sea cierto, tú no quieres pasarlo. No quieres que tu pequeño sienta dolor, ni malestar, y te preguntas mil veces si realmente el doctor te habrá dicho la verdad. Dudas, temes y solo quisieras gritar. Yo lloro, no ayuda en nada, lo sé, pero es lo que me sale.

Me voy a lavar la cara y respiro. Me digo que todo saldrá bien y que pronto seremos la familia feliz de siempre. Sonreiremos y dejaremos todo este episodio de la gripe mutante atrás.

Recibiremos al niño Dios como se debe, con los brazos bien abiertos y la casa libre de todo virus.



Besos,

Mamá Luz con gripe

You Might Also Like

1 comentarios

  1. Un fuerte abrazo Luz!
    Espero que te mejores y puedas recibir estas fiestas como se debe fuerte y sanita!
    Besos
    www.aquaoasis.com.pe

    ResponderEliminar

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+