Ahora lo sé

9:51

Esta es la historia que siempre me acompañará…

Compré un test pensando en que no pasaba nada. Le dije a papá Caco que él viera el resultado porque yo no podía verlo. Tenía el 0.01% de sospechas de que estaba embarazada.

Amor, estás embarazada, me anunció.

No lo creí. No podía ser mamá.

Luz, claro que puedes ser mamá, me dijo alguien.

Días después me hice una ecografía y te vi. Sentí en ese momento la vida y me puse a llorar como loca porque el amor que sentía, mi mamá también lo sintió por mí. Alguien, a quien llamo mamá, me amó de la manera más pura.

Me dije: Así fue como me vio mi mamá. Así también la sorprendí yo.

Entonces, en este periodo de madre puedo afirmar muchas cosas que mi mamá sintió e hizo por mí. Ahora que soy madre POR FIN entiendo eso tan ciclé y repetitivo de: cuando seas madre…

Todo el tiempo pensó en mí. Seguramente se pasó largas horas pensando en cómo sería; cómo sería mi voz, mi color, mi cara. Pensó en muchos nombres. Me puso apodos. Se preguntaba si sería hombre o mujer. Abarqué su mente desde el día 1 hasta su último aliento. Ahora lo sé.

Tuvo miedo. ¿Saldrá bien el parto? ¿Me dolerá? ¿Estará bien? ¿Lograré ser buena madre? Mil preguntas durante todos los años, durante todas las etapas. Pero se tenía que dar respuesta rápidamente porque el tiempo apremia y los niños crecen. Ahora lo sé.

Se sintió leona. Se sintió mi dueña, se sintió una leona si alguien osaba atacarme, hacerme llorar o me rompían el corazón. Se sintió en la necesidad de buscar el alimento, la protección, la seguridad y la comodidad por mí. Ahora lo sé.

Se preocupó por mí. Desde un simple resfriado hasta dónde diablos está esta chica que no viene. Se sentó al filo de mi cama cuando tuve fiebre y me vio respirar. Se sentó en el comedor de la cocina esperando que regresara de la discoteca. Ahora lo sé.

Le dolió verme llorar. Lo odio, detestó, suplicó ser ella quien lloré y no yo. Desde enfermedades a relaciones rotas. Quiso ser ella quien llore antes que yo. Desde esa caída del columpio, hubiera preferido ella partirse la cabeza antes que yo. Ahora lo sé.

Me aceptó. Aceptó mis gustos, preferencias, mi género, mis errores, mi genio, mi personalidad. Aceptó cada una de mis virtudes y de mis defectos. Ahora lo sé.

Mamá, pero suena medio complicado el ser madre ¿no?, te preguntarás. Sí, ser madre o padre es difícil. Pero la mejor parte es que pese a todo sé que mi mamá volvería a ser mi mamá. Ahora lo sé porque yo volvería a ser la tuya. Siéntete tan amado como yo me sentí.

Tengo muchas formas de decirte te amo


Besos,

Mamá Luz

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+