Mi suegra

9:01

La mamá de Papá Caco se llama Milagros (¡como mi mamá!) y desde que la conocí, hace ufff, nos caímos bien. Aquella vez no pensé que terminaría siendo mi suegra, y más que eso, no pensé que terminaríamos siendo tan buenas amigas.

Siempre que me preguntan cómo me llevo con mi suegra respondo con un super bien y la mayoría se extraña o me dice: Qué suerte. El tema de las suegras es delicado. Incluso sabias que hay más chistes de suegras que de abogados. En todos los chistes el yerno o la nuera quiere matar a la suegra o mandarla a vivir lejos. Y me pongo a pensar de que alguuuuuuuuuún día seré la suegra de alguien y espero que no me dediquen alguno de esos chistes.

Sin embargo, creo que todo depende del carácter y la disposición de cada una. He visto de primera mano cómo amigas quieren llevarse bien con sus suegras pero estas últimas prefieren solo llevar una relación “diplomática”. También he visto nueras que prefieren contar chistes crueles de suegras (Sí saben a lo que me refiero). Hay de todo en la viña del señor y mucho depende de ambas partes llevarse bien.

A mí me encantaría ser como mi suegra, una mujer amorosa, buena, comprensiva, detallista, que ADORA a su nieto y sobre todo respeta mi espacio como mamá. Sabe dar consejos sin sean imposiciones. De hecho que tiene sus defectos, pero ¿quién no? Lo importante es que sus virtudes son mayores y que siempre trata de aconsejarme como una amiga. Y esto final es lo importante. Jamás ha querido ocupar el lugar de mi mamá o ser la mamá de mi hijo. Ella sabe que es la abuelita y yo soy la mamá. Juntas hacemos un buen equipo.

Lo que rescato de esta relación suegra – nuera es el respeto y la confianza, y si algún día hay algún malentendido, confío en resolverlo a través de la comunicación como siempre lo hemos hecho.
Solo una reflexión…

Suegras aprendan a dejar ir. Muchas veces las madres nos aferramos a los hijos, pero ellos solo son prestados. Ustedes también pasaron por lo mismo. Han sido madres y esposas primerizas. Sean amigas de sus nueras y compartan momentos de unión. Nueras aprendan a escuchar. Seremos suegras o a lo mejor ya lo son. Tratemos a la suegra como nos gustaría que nuestras nueras nos tratasen. Hablen y confíen una a la otra.  Todas las situaciones no son iguales pero por la felicidad de hijos y nietos mucho se puede lograr.

Solo me queda decirle a mi suegra que la quiero mucho y gracias por aceptar todas mis locuras jajaja. Sé que es fan ferviente de esta #Ventanita.

Besos,

Mamá Luz y futura suegra (jajaja)

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+