Vivir con un vegetariano

9:32

No soy yo por si acaso. Te lo digo de un tiro porque mamá AMA la carne. Definitivamente no nací para ser vegetariana pero la historia con papá es otra.

Jamás, ni en mis sueños más extraños, pensé casarme con un vegetariano. Y es que la comida tiene un significado muy valioso en nuestro país. Si no comes como se dice “de todo”, estás en “nada”, incluso puedes pasar a las categorías de malcriado y quisquilloso. La NO comida suele herir susceptibilidades.

La primera vez que papá me confesó lo inconfesable, ya estaba enamorada de él y bueno lo tome a modo de chiste, es la verdad. Me dije: Un par de meses conmigo y va a pedirme que lo lleve a comer pancita. Y nada. Papá es vegetariano y para cuando lo asumí al 100% ya estaba camino al altar.

Remontándonos a cuando papá Caco era tan solo el bebé Caco, este ya daba signos de sus tendencias. Mi suegra – y una mártir como le digo – trató por TODAS las formas darle de comer “de todo” pero él nada. ¿Sabes lo desesperante que es que tu hijo no te acepte la comida? Es para jalarse los pelos.

El tiempo paso y papá se convirtió en – como yo lo llamo – un vegetariano de nacimiento. No come carne, ni pollo, ni pescado, ninguna visera. Hasta cierto punto pensé (y temí) que tú te convirtieras en vegetariano o que papá tratara de convertirte en uno. Sin embargo, papá jamás se metió en tu alimentación, te damos todo según corresponde a tu edad y lo aceptas de muy buena gana.

No es fácil la convivencia con un vegetariano. Muchas veces me rompo el coco pensando en qué cocinar pero con un poco de ingenio podemos llegar a un punto medio. Si es arroz con pollo, para nosotros pollo, para papá: un huevo. Si es lentejas con guiso de carne, carne para nosotros y para papá: ensalada de palta, etc. etc. etc.

Por el momento no has dado indicios de ser vegetariano, pero sea cual sea tu elección, te apoyaremos. Mientras vivas sano y feliz, se acepta en nuestro hogar.

Besos,

Mamá Luz

You Might Also Like

1 comentarios

  1. Hola Luz, sabes, yo soy vegetariana también y es super importante que tu familia te apoye y que no trate de hacerte comer camuflándote la comida, a mi madre le costó adaptarse cuando se lo dije, hace diez años, pareciera que se le hubiera muerto una hija, y es verdad, la comida en nuestra cultura es básica. Ahora tengo dos pequeños que comen de todo, claro, no se han dado cuenta aún que mamá es vegetariana, pero siempre hay forma de adaptarnos a todo, yo siempre digo que cuando salimos a comer, yo soy la que mejor se adapta a todos los lugares, mas que el resto ;)

    ResponderEliminar

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+