Un poder que lo cura todo

9:42

Dentro de la lista de los superpoderes de mamá se encuentra uno muy maravilloso. Es el poder de la curación.

Cuando estás enfermito, o te has mordido de casualidad el dedito, comienzas a quejarte y llorar, no hay nada como un beso o un abrazo para que te calmes. Es tan mágico.

Ayer mientras tomábamos lonche, te mordiste el dedito. “Ayyyyy, duele, duele”, decías. Inmediatamente me mostraste el dedito magullado (y con baba) y le di un besito. Me miraste y dijiste: ya y seguiste comiendo tu pan.

Papá que veía ese momento bonito, dijo: cómo es ¿no? El beso de mamá lo cura todo, no importa que.

Y si nos ponemos a pensar, si tenemos algún dolor o malestar o un pesar, inmediatamente quisiéramos que mamá venga, nos engría y nos diga: todo va a estar bien. 

Si eso no es un milagro, no sé lo que es.

Pero así como también soy parte de esa noble misión de hacerte sentir bien cuando estas mal. Tú también haces lo tuyo. Tus besos y abrazos también son sanadores. A veces tengo un día fatal, con ganas de tirarme de algún puente, pero vienes tú, con tu pequeña humanidad, y me abrazas y me dices: te quiero. Todo lo demás se me olvida.

Mi abuelita dice que es el poder del amor, y por más que suene cursi, le doy toda la razón..



Te ama,

Mamá Luz

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+