Tips: Maternidad y trabajo

10:32

A mí me gusta trabajar. Trabajo desde los 15. Y he tenido épocas en donde he sucumbido al trabajo excesivo. Mi mamá siempre me decía que una mujer debe estar preparada para la casa pero con doble razón preparada para el trabajo. Ella trabajó toda su vida y se esforzó mucho para pagarme una carrera y convertirme en una profesional.

Y así pasaron los años, trabajando y trabajando, hasta que me tocó convertirme en tu santa madrecita y aunque tuve muchas dudas - y muchas personas que me decían que no vuelva a trabajar - retorné a lo que me gusta hacer. No voy a negar que me dio mucha pena dejarte pero poco a poco descubrí que con un poco de organización se pueden juntar ambas cosas: maternidad y trabajo.

Estos son algunos de mis consejos:

1.       Conversa con tu pareja y/o familiares. Vas a necesitar ayuda. Necesitas ser sincera y exponer las razones de tu retorno al trabajo. Tu pareja y/o familiares deben saber tu postura para que juntos puedan encontrar un equilibrio. Vas a necesitar el apoyo físico y metal de ellos.

2.       El trabajo en el trabajo: Cuando llegues a casa procura que el trabajo haya quedado en el umbral de la puerta. Este quizá sea el tip más importante que puedo compartir porque ahora el tiempo que posees es el de calidad.

3.       Manos pequeñas: Podemos enseñarles a nuestros hijos pequeñas labores como recoger juguetes, guardar su pijama, alimentar a la mascota, etc.

4.       Organización: Ordena y prepara todo en la noche anterior. El maletín del niño, tu cartera, las llaves en un lugar visible, ropa, lista de pendientes, teléfonos de emergencia,  etc.

5.       No seas superwoman: Muchas veces las mamás no queremos admitir que necesitamos ayuda cuando trabajamos. Sí puedo, nos decimos, y yo sé que sí podemos, pero también nos cansamos y necesitamos apoyo ya sea de la niñera o de una persona que limpie la casa y/o cocine.

6.       Tiempo para ti: Sé que te puedes sentir culpable por este tip pero realmente necesitas un tiempo para ti. Y no hablo solo de que vayas con las amigas de shopping sino que vayas aunque sea a caminar o leer un libro. Un tiempo para que puedas eliminar el estrés laboral.

7.       Comunicación: Conversa claramente con tus jefes y tus labores de mamá y mujer trabajadora. Si te valoran y respetan, te apoyarán.

8.       Valórate: No dejes que nadie te diga que eres una mala madre por trabajar. No importa si lo haces por el dinero o por el simple hecho que te guste trabajar. Es tu decisión y te aseguro que si tú estás feliz, tendrás éxito.

Comencé a trabajar cuando tenías un año y puedo decir que hasta ahora he tenido éxito. Digo que tengo éxito porque cada vez que estamos juntos, lo pasamos de lo mejor, dentro de nuestro mundo. Te ofrezco lo mejor de mi tiempo y trato de que vivamos momentos de felicidad.

Luz traduciendo
Fuente: Internet

Besos,

Luz

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+