Estimulación: El canto

9:34

Si eres de esas personas que no dejan de cantar en el baño; si eres de esas que creen que el desodorante es un micrófono; y si eres de esas que para todo inventan una canción, pues bienvenida al club, pasa tenemos galletitas.

Mamá Luz cantando "Cu-cu la rana"
Desde pequeño te he cantado de todo. Desde Miss Rosi hasta Dina Paucar. Incluso canciones super inventadas como mis hits del verano: No llores bebé, Gatita, Naranja Lima versión rap (esto mal de la cabeza o ¿qué?).  Y gracias a papá, la música no ha faltado en casa como si se tratase de un plato de comida. Aunque para algunas cosas me incomoda (como para traducir porque me vuelvo posesa), en casa todos adoramos la música.

Sin pensarlo mucho, porque para mí es algo muy natural, gracias a mi mamá, el canto de por si es considerado como la vitamina del cerebro. Cantar no solo nos ayuda a sobrellevar un día pesado o liberar tensión sino que también es un elemento importante en la estimulación del cerebro de los niños. Oh, sí.

El canto nos ayuda y ayuda al bebé a estar más al contacto con ellos mismos, a superar momentos de ansiedad o frustración. Cuando un bebé o niño llora, escuchar la voz de mamá o entonar una canción juntos, permite que este se relaje y supere ese momento tenso. Incluso embarazadas pueden cantarles a sus barriguitas.

Cantar si dudas trae beneficios enormes como:
-          Ayuda en el desarrollo del habla. Los bebés asimilan y almacenan palabras que posteriormente van “soltando”.
-          Relaja. Sé que puede sonar feo pero han escuchado el dicho: la música calma a la bestia. Pues algo así funciona. Podemos calmar a un niño desconsolado o agresivo a través del canto.
-          Felicidad. El cantar libera ciertas hormonas que nos hacen sentir felices, sueltos, relajados.
-          Estimula la concentración y la memoria. Es como hipnótico, y si se dan cuenta, muchos niños lo primero que aprenden o reconocen es la canción del dibujo favorito.
-          Aprendizaje: Podemos enseñarles desde matemáticas hasta idiomas por medio de canciones.
-          Los vuelve sensibles. Se conectan con esas emociones que para ellos son tan difíciles de manejar. Me acuerdo cuando estaba en clases de canto, uno de los ejercicios era cantar las emociones. Solo tenía ocho años pero ese taller me ayudó mucho de adulto.

Así que ya saben, canten, sean feliz, que no les interese si no tienen la voz de Adele, lo importante es que disfruten y estimulemos a nuestros niños.

Mate cantando una de sus canciones favoritas: Can't hold us de Macklemore & Ryan Lewis


Besos,

Luz

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+