Tu imaginación

10:24

Verte crecer es uno de los regalos más bonitos que alguien me pudo dar. En especial en esta etapa cuando comienzas a imaginar. Cuando comienzas a soñar despierto las aventuras de tu día a día.

Pensé que tendría que esperar hasta los 3 años para ver este hermoso acontecimiento pero gratamente me sorprendí cuando hace un mes comenzaste a jugar a la comidita.

Agarras tus baldes, pones carritos dentro de ellos, usas tus herramientas como cubiertos y nos das a todos de comer. Nos alimentas y a cada bocado dice: Uhmmmmmmm, ¡qué rico!

La comida que nos das siempre es deliciosa, pero lo mejor es cuando agarras un balde más pequeño y dices que es el helado. Primero comes un poco (bueno bastante) y luego nos invitas. Cuando terminamos todo dices: Pao- Pao en señal de que la comida se acabó.

Nunca me había imaginado que iba a disfrutar tanto una comida a base de carritos jajaja.

Otro de tus juegos imaginativos es creer que eres un dinosaurio. Bueno, en detalle, eres el papá de un dinosaurio. A veces cuando no tienes un dinosaurio de juguete a la mano, coges tu toma-todo y simulas que es un dinosaurio. Lo sientas en la silla y lo acurrucas y haces grrrrrrrrrrrr. Ayer me hiciste callar porque tu dinosaurio estaba durmiendo. Eres un buen papá dinosaurio.

También te he visto como metes a la bañera a tu perrito de peluche para bañarlo con un jabón que en este caso también es un carrito.

Por último, te crees gozilla, armas torres, colocas carritos y luego comienzas a rugir pateando la pobre ciudad. No hay carrito que se salve.

Ya estoy impaciente de ver que otros juegos imaginas.


Te ama,

Mamá

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+