Para las pancitas

10:03

En el trabajo tengo varias amigas que están embarazadas. Estoy tan feliz por ellas, y cuando las veo me llenan de ternura, incluso extraño estar embarazada (pero no quiero por el momento otro bebé jejeje). Esto debe ser porque disfruté muchísimo mi embarazo, la pase realmente bien y es un momento irrepetible.

Todo maravilloso, pero también existen miedos al ser mamás primerizas, muchas llaman a su ginecóloga (¡yo!) y otras buscan en internet “los achaques”, lo cual es poco recomendable. Lo digo por experiencia. En internet abunda muy buena información pero también información alarmista y desatinada. Lo dice la reina del drama jajajaja.

 Estos son algunos “achaques” normales pero que pueden alarmarnos:
-          Sin aire. Me pateabas a veces tan fuerte que me quedaba sin aire. La primera vez me asusté mucho, pero la ginecóloga me explicó que era normal y que incluso había tenido pacientes que se fracturaban las costillas. (¡O.O!)

-          Los pies hinchados. Como siempre aparecieron los comentarios pesimistas y desatinados diciéndome que tenía principios de preeclampsia. Pero los pies hinchados no siempre significan eso. Además no tuve nunca la presión alta, ni se me hincho más de los tobillos. En mi caso era la presión que ejercía mi barriga, eras muy gordito.

-          Comer “cosas extrañas”. Al estar embarazadas, el cuerpo pide refuerzos, ya sean vitaminas o nutrientes que nuestro cuerpo va perdiendo. Conocí muchas mamás que comían borradores (¿?), goma (¿?), la pintura de la pared (¿?). Esto se debe a alguna deficiencia en nuestra nutrición, pero con unos análisis y la consulta a la ginecóloga no hay mucho de que preocuparse.

-          Aumento del deseo sexual: (tapate los ojos amor y salta al siguiente punto jajaja). Creo que está más que claro. Es cuestión de conversar con la pareja y si la doctora te da luz verde, no veo problemas.

-          Hemorroides: Por lo general, este síntoma del embarazo es el resultado de presión excesiva en el área. Tenemos que evitar el estreñimiento, tomando agua y comiendo fibras.

-          Super sentido del olfato. No creas que te están apareciendo super poderes. El aumento de estrógeno lleva a que tu sentido del olfato se vuelva hipersensible. Una amiga podía olerte desde muy lejos, pero esto también le jugaba una mala pasada porque tuvo bastante rechazo a varios alimentos.

-          Flujo Vaginal. El aumento vaginal durante la gestación es algo común y normal. Debes tener en cuenta que, llegando al nacimiento, podrá aumentar su cantidad. Igualmente debes tener en cuenta si hay algún cambio de color u olor. Si ocurre esto, debes informar a tu ginecóloga. Alguna infección, se descarta con un análisis muy rápido y si lo tuvieras es bastante sencillo de controlar.

Sé que debe haber más síntomas poco usuales, lo mejor siempre es consultar con tu doctor y salir de dudas. Como verán hay muchas cosas que se pueden tratar y otras totalmente normales.



Besos,

Mamá Luz

You Might Also Like

1 comentarios

  1. ola luz tienes mucha razon en que en el internet hay mucha informacion alarmista que en vez de ayudarnos nos estresan mas solo es tener confianza en nuestro ginecologo comer sano y tratar de relajarse..besos y yo tambirn extrano mi pancitaaaa!!!:-):-):-):-) pero ver a mi camilu sanita y bibarracha me hace cambiar de parecerrrr

    ResponderEliminar

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+