Estos chicos de ahora

9:38

Me acuerdo que había un programa de televisión con ese nombre… anticucho.

Pero el título es muy cierto y todos los días me lo repito, y seguramente muchas mamás también al ver a sus hijos crecer de una manera inesperada.

Soy de una generación, de la que se puede decir que se desprenden personas que no siguieron patrones y que se han “enfrentado” a las reglas convencionales. Claro, para nosotros es “ufff, qué modernos somos”, pero para la generación actual somos anticuchos. Los niños de ahora saben sus derechos, saben sus deberes y no dudan en decir NO o SI según convenga. No aceptan un NO sin antes preguntar y hacer análisis. Estos niños de ahora saben lo que quieren.

Los niños de ahora tampoco escapan a la tecnología, desde pequeños saben desbloquear, bloquear, atajos, se descargan juegos, videos, y te miran con una carita de “¿qué, no sabías que esta función existía?”

Este mundo vive a mil por hora y ellos y sus mentes flexibles se adaptan a los nuevos cambios y aprenden rápido. Mientras nosotros vamos, ellos ya se dieron dos hasta tres vueltas.

No es extraño que un niño de 2 años, como es mi caso, te diga “mamá, no quiero eso”. Antes aceptábamos, no quedaba de otra. Antes caminar al año era un logro, ahora cada vez caminan más rápido. Antes nos escogían la ropa, ahora los niños viven la moda. Antes aprendíamos a leer a los 5 años, ahora de los tres leen. Es la evolución.

Hoy, como un ejemplo, tú, mi Mate, le decías lo siguiente a papá:
Papá: Hijo, déjame ponerte la chompa.
Mate: Caco, no, no quiero.
Papá: Tienes que abrigarte, hijo.
Mate: No, hace calor.
Papá: Mateo…
Mate: DIJE NO

Nos quedamos de una pieza, y bueno sí era cierto que hacía calor.

Hay otras veces que cuando estoy quejándome o renegando por algo te llevas esos hermosos dedos a la boca y haces “shhhhhh” y si sigo me dices “mamá, ya, por favor”

No estoy ni en contra ni a favor de esta “modernización” pero es lo que hay, y solo nos queda enseñar y adaptarnos al mundo veloz de la nueva generación. Comprender esos cerebritos ultra flexibles. Hacerlos vivir conforme a su edad y con amor pero respetando sus ideas.

Hoy me creo moderna, mañana seré Luz, la anticucha.



Besos,

Mamá

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+