Una carta al cielo

9:07

A veces tengo pensamientos locos, hijo. No te asustes, lo que pasa es que soy bien soñadora cruzando por lo alucinada e imaginativa. Una noche, mientras cocinaba, pensaba que sería hermoso tener la opción de aunque sea una vez al año poder dirigir una carta a un ser querido que está en el cielo. Puede cruzar lo paranormal e incluso lo religioso-fantasioso pero esas ideas (locas) surgen de lo mucho que extraño a tu abuelita, es decir, a mi mamá.

Me encantaría compartir todo lo que vivo contigo con ella. Sé que ella nos ve y nos cuida e incluso le hablo pero no tengo respuesta ni puedo verla. Eso sea como sea me hace sentirme triste. Sé, y quiero que sea así, que debe estar en un lugar feliz y tranquilo.

Si tuviera esa opción me gustaría escribirle lo siguiente:

Querida gordita:

Por fin puedo comunicarme contigo. No sé cuánto demores en recepcionar estar carta pero cuando la leas te llevarás un montón de sorpresas. Seguramente ya la sabes, pero no seas aguafiestas y lee toda la carta. Hazlo por tu pollita.

Desde el nacimiento de Mateo, todo mi mundo ha cambiado. Él es, como dice la canción, mi motor y motivo. Tiene tus ojos ¿sabes? Grandes, claros y vivaces. Toda la familia dice que él se parece mucho a ti. Será que ambos son renegones y juguetones, pero sobre todo son cariñosos como ositos de miel. Mis abuelitos se han encariñado un montón con él. Así que no te preocupes por tus viejitos pues Mateo los tiene bien vigilados y llenos de amor.

También he cambiado, ya no estoy tan flaca jajaja, ahora tengo más caderas. Tenías razón el cuerpo se destruye tras un embarazo. Trato de hacer ejercicios pero quedo bien corta de tiempo. Me levanto muy temprano y me acuesto muy tarde. Es una locura pero no queda de otra.

Mi matrimonio va muy bien. Marco y yo nos divertimos en altas y bajas. Él es mi alma gemela, bueno es un alma bien flaquita jajajaja. Suelo ser renegona con él pero es que no tiene iniciativa de limpieza, ¿puedes creerlo? Entiendo cómo te sentías con mi papá. Su desorden me altera. Pero en líneas generales, vamos bien. Juntos hemos adoptado a una niña con bigotes llamada Mia. Es una minina bien bonita pero demasiado inteligente para mi gusto. Un día nos dejó fuera de la casa porque puso el seguro a la puerta y luego de varios ruegos le sacó el seguro. Mateo la adora, es su gata. Le está enseñando paciencia y a ser considerado con los animales.

En el trabajo estoy muy bien, aunque sigo en el mismo trabajo. Han sido años de triunfos y escalas. Poco a poco estoy consiguiendo lo que me hace feliz. Sobre todo el blog que le escribo a Mateo. Sé que no eres tan hincha de la tecnología pero visítalo; te nombro bastante, así que ya casi casi eres toda una celebridad jajajaja.

Sobre mis hermanos, están bien. Con sus trastornos de adolescentes, medios rebeldes, pero al fin y al cabo buenos chicos. Lucero avanza en la universidad, anda con bichos y parásitos, y no me refiero a los chicos sino a realmente bichos y parásitos. Nicolás pronto comenzará a estudiar, escogió Ingenieria de Sistema. Y Emmanuel este año termina el colegio. Está gigante y es con quien juega más Mateo. Al principio estaba celoso pero ahora esta chocho con su sobrino.

Sobre mi papá. Bueno el pelado está tranquilo. Gracias por protegerlo en el accidente. Fue realmente terrible y puedes creer que el loco ya al poco tiempo quería irse de viaje. Tuve que amenazarlo. Está tranquilo. No te preocupes lo tengo bien vigilado. Cualquier tontería y le doy un palmazo en su pelada como tú lo hacías. Te extraña mucho.

Mis abuelitos y Jaimito también están bien. Con sus achaques de jovencitos pero cuidándonos. Mi abuelita siempre te pone flores en el espacio que designó para ti en su sala. Puso una foto muy linda tuya y siempre tiene flores y velas.

Todos te extrañamos mucho la verdad. No hay día que no te nombremos y pensamos en ti. Es difícil no verte ni escuchar tu melodiosa voz (ok, fue con cachita) pero nos haces mucha falta gordita. Me entra mucho anhelo sobre todo en el verano porque te encantaba la playa. Casi eras mitad sirena o pulpo como Ursula jajajaja (ok, ya no haré más chistes de gordos)

¿Tú como andas? ¿Dónde vives? ¿Vives cerca de mi tía Ada o viven juntas? ¿Viste a Spunky? Cuéntame todo, mamá, cuéntame si estás sembrando flores y cuidando de los animalitos, cuéntame si hay playas y piscinas, cuéntame si has visto a la abuelita de Marco, se llama Angelica. Tantas cosas que contarnos, tantas cosas que decir y de solo pensar que esperaré un año más, entro en shock. Pero peor es nada, así que aguantaré.

Ojalá el correo de arriba sea mejor que el de acá abajo. Acá en Perú todo no anda en su mejor momento. Ruega por nosotros. Sabes que somos un país chévere, y a ti siempre te gustó.

Espero recibir pronto noticias tuyas. Te extraño mucho mamá. Eres mi gordita, y en el invierno me hiciste mucha falta (ok, ok ahora si paro con los chistes). Si ves a mi tía, dale un abrazote de mi parte, dile que siempre será mi Hada Madrina.

Te amo, mami.

Tu pollita de siempre,
Luz

Por muy alucinado que sea, ¿quién no lo quisiera no?

Te ama,

Mami

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+