La navidad

10:50

De niña siempre le preguntaba a mi mamá como el niño Jesús se volvía un hombre si al cabo de un año volvería a ser un niño otra vez. Dentro de mi inocencia pensaba que como Jesús era un héroe, él podía elegir ser un niño todas las veces que quisiera.

Muchos niños (y muchos adultos) no entienden como el niño Jesús se vuelve hombre, muere, y vuelve a ser niño. Todo en un tiempo de un año. Pero déjame contarte hijito una pequeña pero gran historia, el verdadero símbolo de la navidad y por qué todos dicen que la navidad es de los niños.

Hace muuuuuuuucho muuuuuuuucho tiempo, en un lejano país vivía una jovencita llamada María, esta dulce y tierna mujer fue elegida para ser la madre de un niño quien vendría a cambiar el mundo. Ella estaba comprometida con un buen hombre llamado José. Él aceptó ser el padre del niño pues comprendió que este milagro era mandado por Dios. Juntos emprendieron un viaje y pese a su pobreza quisieron traer al mundo a ese niño. Nada de esto se había preparado, ambos eran papás inexpertos y estoy casi segura que estaban muy nerviosos.



Buscando y buscando encontraron un establo. Había varios animalitos. José limpio todo lo que pudo pues ya se acercaba el momento de recibir a su hijo. Maria estaba nerviosa pero se comportó con mucha valentía. Ambos recibieron a su bebé con todo el amor que solo los padres pueden sentir. Se miraron y miraron al bebé. Supieron desde este momento que la profecía se había cumplido. Definitivamente este niño nació para cambiar el mundo, sobre todo el mundo de Maria y de José.



Una estrella muy brillante se levantó en el firmamento en señal de júbilo. Otros hombres avocados al amor de Dios entendieron este signo y siguieron a la estrella. Unos pastores también lo hicieron. Maria y José estaban un poco abrumados pero dejaron que vean al niño. Hombres y animales rindieron alabanzas pues ese niño representaba el amor verdadero. Su fragilidad y ternura atrapaban a cualquier corazón.



No se sabe exactamente cuando fue. Pero le damos una fecha, el 25 de diciembre. Es una fecha representativa donde todos los seres vivos nos renovamos. Todos alabamos al pequeño niño símbolo del cambio quien no nació en riquezas sino en un pobre establo. Este día queda todo perdonado y los adultos debemos buscar en nuestro interior que es lo más importante en nuestra vida. Sin lugar a dudas, solo hace falta mirar al costado y ver a nuestros chiquitines saltando. Por eso todos los 25 de diciembre celebramos a los niños pues representan al pequeño niño Jesús. Son todos los niños la oportunidad perfecta para que los padres cumplan con la promesa de Dios. Tener un mundo de amor y de unión. Si se entrega regalos es porque aquellos hombres que siguieron la estrella, trajeron lindos presentes para su salvador. Ahora todo se ha adaptado y como te repito mi niño es con la sola intención de celebrar que un niño ha venido a cambiarnos la vida.

No es que nuestro pequeño Jesús nazca y muera todos los años. Solo es una representación de quien es nuestro símbolo de misericordia.

Desde que te tengo entiendo más a María y a José y entiendo más el designio de Dios. Mi navidad eres tú, como Jesús lo fue para sus padres.

Besos,

Mamá

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+