Un mundo para ti

15:18

Amo tu forma de describirme el mundo.

Muchas veces, culpa del día a día, no apreciamos realmente  las formas, ni los colores, y menos a la gente de nuestro alrededor. Pero cuando tienes un niño ya sea tu hijo, tu sobrino, el niño que cuidas, etc. esa percepción cambia y comienzas a apreciar las pequeñas cosas de la vida.  Desde la cosa más grande, hasta la cosa más pequeña capta la atención de un niño con ojos de descubridor.

Ayer mientras íbamos camino a casa, me llené de orgullo (sí, más) de ver como observabas el cielo, los árboles, las luces, todo. Ibas describiendo todo a tu alrededor y lo que no sabías preguntabas “¿qué es?” y te decíamos “es el cielo, amor” y tú con vocecita de sorpresa decías “ohhhh

Me encanta escucharte hablar. Si veías un papel decías “papeeeel”; si veías un carro decías “carrrrro”; si veías un perro decías “gua gua”. Tan dulce, tan tierno, lleno de curiosidad y pasión. Son esos momentos los únicos que cuentan para mí; son especiales, son mágicos.

Estoy muy agradecida de poder observa este pequeño milagro llamado Mateo. Gracias mi cangurito por enseñarme que el cielo tiene estrellas, que el perro dice gua gua y que yo soy la más afortunada de tenerte.

Estoy ansiosa de ver y escuchar todo lo que aprendes.


Te amo,

Mamá 

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+