Sin tetas hay paraíso

15:04

Me acuerdo cuando llegamos a casa a los dos días de tu nacimiento. Papá, tía Pushina y yo llegamos en un taxi a casa, la abuelita ya estaba esperándonos. Estaba muy feliz de verte y te bendijo como la bienvenida a nuestro hogar. Parecías un muñeco con tu ropón amarillo que ella te había hecho. Pasabas de brazo en brazo, eras la alegría de todos y lo sigues siendo. Con mucho esfuerzo - pues aún estaba adolorida por la operación - te di de lactar. Fue cuando conocí una forma gratis de hacer feliz al ser que más amo.

Pensé que no habría nada más hermoso y milagroso que el sentir tus movimientos dentro de mi barriga hasta que comencé a darte de lactar. Siempre supe que cuando tuviera mis hijos les daría de lactar, me parecía lo más natural, lo más bonito y lo más verdadero. La sensación de darte de lactar me llenaba de felicidad, pues era una exclusividad. La conexión más grande entre dos seres que se aman. Algo que solo yo podía darte.

Mi seno no solo te ha dado alimento, sino también te ha dado abrigo y consuelo. Cada vez que tenías hambre, yo he estado ahí, cada vez que llorabas, mi seno te consoló; y si de frío se trataba, mi pecho te cobijó. Solo tú y yo, en nuestro momento de conexión. Así ha sido durante 1 año y tres meses.

Hace unos días ya no quieres lactar. Me das un besito y quieres tu biberón. Al principio me había resistido a la idea,  pues no estaba en mis planes el destetarte del todo y tan pronto. Pensé que sería gradual, pero al parecer ya crees que es prudente dejar tu “tetita”. Pensé que sería yo la que dé un paso al costado y te permita tomar tu biberón a tiempo completo, pero tú me sorprendiste con tu determinación. Mi bebé ya es un bebé grande y cada día se muestra más independiente y marca su personalidad.

Siempre respetaré tus decisiones, solo que ésta me ha dolido. Me queda decirte que muchas gracias por aceptarme durante este año y tres meses. Mamá necesita un tiempo para acostumbrarse y asimilar la idea de que ya no necesitas más a tu “tetita”.

Te dejo esta frase sobre la lactancia que me gustó:

“Lo mejor de mí en el mejor de los envases” – Alejandra

Te ama,

Tu mamá 

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+