Amistad

12:22

Hola corazón de melón… hoy quería contarte sobre dos mujeres muy lindas y sobre todo muy luchadoras. En la vida que tu tengas, conocerás muchas personas - buenas y malas, con virtudes y defectos; está en ti escoger las verdaderas y conservar su amistad. De todas las personas siempre se aprende algo, de eso estoy segura.

En esta etapa comprenderás que tengo pocos amigos, pero sé que los amigos que tengo son los verdaderos. Sé que si ellos o yo tengo un problema, nos escucharemos y nos aconsejaremos. Mi mamá siempre me decía que los amigos son la familia que uno puede escoger y por eso hay que quererlos con el corazón y siempre rezar por ellos, para que Dios y su bondadosa madre María los bendiga.

En esta oportunidad te voy a hablar de dos, aunque tú ya las conoces. ¿Por qué ellas? Bueeeeno, déjame que te cuente.

La primera es Luisa.

Conocí a Luisa en el 2010 cuando recién iniciaba mi carrera. Mi primera impresión: ¡Qué alta y desenvuelta! Jajajaja. Luisa es de esas personas que te sacan una sonrisa con sus ocurrencias naturales; es sociable, tímida sí, pero desenvuelta y muy graciosa. La primera vez que entablé conversación con ella fue a la hora del almuerzo. Pensé que ella tenía 25 años pues se le ve muy joven pero cuando me dijo su edad y encima que tiene 2 hijos me quedé lela (así O_o) ¿Cómo haces para mantenerte regia, joven y delgada con dos hijos?  Nunca me lo dijo (mala), pero al final lo descubrí. No solo es genética, sino que Luisa siempre tiene una sonrisa (me salió en rima) En todos estos años que tenemos de amistad me ha contado su historia, he conocido su vida, su hijos, y lo que más me sorprendió es que a pesar de que ha pasado por tantas cosas malas, no guarda rencor, y poco a poco ha salido adelante, se ha dado tiempo de terminar una carrera profesional siendo mamá, se ha dado tiempo para criar a dos niños lindos, se ha dado tiempo para las amistades, y encima para el gimnasio jajajaja. Si yo en ese tiempo estaba cansada de trabajar y estudiar, no podría creer como Luisiña se daba tiempo para trabajar/estudiar/criar a sus hijos/salir a pasear/etc. etc. etc. Toda una luchadora y siempre la he admirado por eso. Es gracioso porque también he crecido a su lado, y cuando me enteré que estaba embarazada de ti, entre temores y todo, alguien me dijo: Mira a Luisa, tiene dos hijos y la maldita está regia (no se maldice pero cito textualmente lo que me dijeron), y teniendo como premisa lo que me dijeron, pude disipar temores y seguir adelante. Ahora Luisa y yo ya no trabajamos juntas pero nos mantenemos en contacto. Hace poco concluyó la universidad con todo su esfuerzo y dedicación. Siempre sueña, siempre mira hacia las estrellas buscando la más brillante y sé que todo lo que desee lo cumplirá. Sí, señor (a lo Thalia)

La segunda es Lia.

A Lia la conozco hace poco, recién este año. Es pequeña pero de corazón grande. Cuando la conocí me dio buena espina y cuando me dijo que ella también es mamá primeriza supe que no me había equivocado al conocerla. Lia es de risa fácil, siempre está dispuesta a ayudar, es responsable, activa y muy trabajadora. Ella también me contó su historia y sé que ha pasado momentos muy difíciles. Ahora tiene un motivo más grande para seguir adelante y ese motivo tiene nombre: Fernanda. Al igual que Luisa, Lia estudiaba en las noches, y sí que se ha esforzado, porque cuando una es soltera y estudia es cansado pero cuando una tiene un hijo y estudia es cansado al infinito. No sé, realmente no sé, cómo podía acostarse a las 4am y levantarse a las 6am e irse a trabajar. La pobre dormía en el carro todo el camino, me daba pena despertarla pero ya habíamos llegado y ella seguía en media noche. Encima tiene un cargo pesado y su día es agitado. Igual siempre estaba sonriendo. Por fin acabo la universidad y con buenas notas. Ha tenido que hacer sacrificios pero este triunfo es de ella y de su familia.

¿Ahora vez por qué las escogí? Ellas representan el trabajo duro y triunfante de toda mamá profesional. Ambas tienen una historia difícil pero no por eso dejan de sonreír y les dan lo mejor de ellas a sus hijos. Sé que a veces no soy muy cariñosa con la gente, pero quiero decirles a ambas que las quiero mucho, que les agradezco por compartir sus historias conmigo, y enseñarme que con esfuerzo y amor se pueden lograr muchas cosas lindas. Como mujer, las respeto; como madre, las respeto el doble. Gracias chicas y espero que al finalizar este post no estén llorando – un pequeño detalle, hijito, ambas son lloronas jajajaja.


Besos de mamá.

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

¡Únete a la Ventanita de Luz!

* indicates required

Google+